Pages

Thursday, August 5, 2010

Cuando el reloj asesina el alma de un pájaro.

El reloj respira lentamente en medio de la sala como un anciano que espera la llegada de la muerte en un vacio hospital color sepia, llueve y el sonido de la lluvia es como el de un mar de espejos explotando en mil pedazos….

Llueve, tras la ventada nada es igual sin tu presencia, pareciere que el mundo se ha detenido para siempre o el siempre se ha detenido para el mundo, extraña es esta sensación de querer ser lluvia, de acariciar el vientre de la tierra con los labios de llovizna, de buscar por la ciudad tu sonrisa de semáforo, tu cuerpo de nocturna orquídea, tu silencio de ataúd de sándalo, tus manos de azules mariposas…

Llueve y es extraño, no la lluvia ni las lagrimas, no la danza de la muerte conjurando nuestra sangre, llueve y es extraño, no la lluvia ni mis ojos, sino los ojos del silencio que me miran como un gato negro en viernes trece, llueve y es extraño este frio en lo profundo de mis huesos, esta soledad amarga de tu ausencia, este aroma a canela que dejaste en mi almohada…

El reloj respira lentamente, como niño atropellado en una calle cualquiera, como madre que se marcha con la frente en alto de la vida, como el migrante cuando dice adiós entre la tarde…..

Llueve, y no se pero se me ocurre que la lluvia son tus manos que me besan, que el viento es el contorno de tus labios, que este frio en mis huesos es el azul de tus pupilas…

Es extraño no esta soledad de invierno en primavera, estas palabras de piedra y de relámpago, sino el sabor a tarde de tu cuerpo, el sonido del eco de tu risa en mis entrañas, el beso de tu alma entre la mia. llueve despacio, las ranas y los sapos cantan su rapsodia preferida, ¡ clock ¡ ¡clock el sapo-reloj canta su canto, alguien ha muerto ¡ lo se¡ sangre brota de la tierra, ¡ clock ¡ ¡clock¡ el reloj-sapo, dice sus secretos….

Alguien ha muerto lo se ¡ clok¡ ¡ clock¡ el reloj, ¡ clock¡ ¡clock¡ el sapo, el sapo –reloj y su canto de sirenas muertas, clic clic, la lluvia y sus mensajes de olvidados mundos y antiguos alfabetos, es extraña esta sensación de estar muerto, abrir la puerta, encender la luz, despertar bajo el violin de la tormenta y recordar que ella se ha marchado sin lluvias y relojes…..